Follow
e f t y i

Mensaje del Presidente y la Secretaria-Tesorera

Familia de la Unión:

La 44ª Convención Internacional será diferente a cualquier otra en la historia de AFSCME. Debido a la pandemia del coronavirus no es seguro y resulta imposible reunirnos en persona en Los Ángeles como lo habíamos planeado. Por lo tanto, tendremos una convención virtual que nos permitirá reunirnos en línea, el 13 y 14 de agosto, para escribir el próximo capítulo de nuestra unión, construir sobre los éxitos logrados en los últimos años y marchar con valentía hacia el futuro.

Estos últimos meses están entre los más difíciles que nuestra nación haya experimentado. Nunca habíamos visto una crisis económica y de salud pública como ésta. Pero es en momentos como éstos que AFSCME da lo mejor de sí. Al igual que muchas veces antes en momentos de confusión y angustia, los miembros de AFSCME responden con valentía en el frente, arriesgando su propia salud y seguridad para proteger a nuestros vecinos. Una vez más, cuando nuestras comunidades más nos necesitan, nosotros respondemos orgullosamente al llamado.

Los servicios públicos nunca han sido tan importantes, pero siguen siendo mal financiados de forma crónica e imprudente. Por más de una década, los presupuestos de los gobiernos estatales y locales han sido exprimidos hasta su punto de quiebre. Desde la Gran Recesión, se nos ha dicho que encontremos la manera de hacer más con menos recursos, que trabajemos con niveles reducidos de

personal, equipo subestándar y tecnología obsoleta. Eso era bastante difícil antes del comienzo de la COVID-19; ahora, es casi imposible. En nuestra convención virtual, celebraremos el trabajo heroico de los miembros de AFSCME durante esta emergencia nacional y también seguiremos luchando por conseguir las herramientas y los recursos que necesitamos para hacer nuestros trabajos.

Para servir eficazmente a nuestras comunidades en su hora de mayor necesidad, necesitamos tener una voz fuerte en nuestros lugares de trabajo. Necesitamos la capacidad de negociar con nuestros empleadores por mejores salarios y condiciones laborales, aumentar nuestro poder y levantarnos juntos en una unión fuerte. Nuestros adversarios han pasado años intentando socavar esos derechos y libertades. Su campaña coordinada que buscó culparnos y destruirnos culminó en la decisión del Tribunal Supremo en Janus v. AFSCME Council 31, justo antes de nuestra última convención.

En esos tiempos, la mayoría de los comentaristas y analistas nos dieron por muertos. Pero como siempre, se equivocaron. Superar adversidades es a lo que nos dedicamos. Subestimaron la lealtad que tenemos los unos por los otros y nuestro compromiso con fortalecer nuestras comunidades. No entendieron que nuestra campaña de AFSCME Strong nos había preparado para crecer y tener éxito.

A lo largo de los últimos dos años, hemos ido agresivamente a la ofensiva. Hemos logrado victorias en la mesa de negociación, en las trincheras de la organización laboral, en las legislaturas estatales y en las urnas electorales. El activismo pro obrero y los valores de sindicalismo se están expandiendo en todo el país. Y estamos trabajando día y noche para contener el brote del coronavirus, sirviendo y sacrificando incluso cuando enfrentamos dificultades agotadoras.

No sólo somos AFSCME Strong. Somos Héroes en el frente: Más fuertes que nunca.

Una convención virtual será una nueva experiencia. Pero no hace falta decir que nos hemos adaptado a cosas mucho más difíciles que esto. No dejaremos que unos cuantos problemas de logística nos impidan abordar asuntos urgentes. Podremos estar físicamente distanciados, pero nunca hemos estado tan conectados ni unidos en un propósito común. Mucho ha cambiado en el mundo, pero una cosa sigue igual: nuestro compromiso colectivo con nuestra unión. Estamos ansiosos de “verlos” en agosto.

En solidaridad,

Lee Saunders, Presidente Internacional
Elissa McBride, Secretaria-Tesorera Internacional

Actualizaciones de convenciones